Síguenos en redes o envíanos un correo


INTEGRA.
Integra Personal Branding | 10 síntomas de Ego Branding.
349122
single,single-post,postid-349122,single-format-standard,eltd-cpt-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,moose-ver-1.4, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_menu_slide_with_content,width_370,fade_push_text_right,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

10 síntomas de Ego Branding.

ego-branding @integrapb

Has oído hablar de Marca Personal  en todas partes, es útil, es la nueva frontera. La Marca Personal es  esencial para el desarrollo de tu carrera y la conquista de nuevos clientes. Has leído algunos posts, pasaste por un par de libros, fuiste a un par de cursos. Te sientes listo para comenzar este nuevo viaje.

El error que muchos cometen es confundir la marca personal con la consolidación de su ego. Click Para Twittear

 

 

El propósito es dar paso a una serie de acciones destinadas exclusivamente a fortalecer la propia imagen, respetando la opinión de los demás, aportando valor y construyendo credibilidad; pilares en toda regla de “verdadera” marca personal.

 

Ego Branding: el ‘lado oscuro’ de la marca personal

 

Básicamente terminas haciendo lo que yo llamo “Ego Branding”. El Ego Branding es el enemigo del personal branding. Su ‘lado oscuro’. Lleva consigo una larga serie de implicaciones negativas que dañarán lentamente tu marca personal hasta que se perciba como insoportable y desagradable. El Ego Branding a menudo toma el control inconscientemente. Muchos se ven afectados sin darse cuenta.  Así que aquí hay 10 síntomas clásicos para entender si te desviaste hacia la exaltación de tu ego, perdiendo de vista el verdadero objetivo de la marca personal.

 

  1. El egoísmo social.

Siempre estás hablando de ti mismo. Los demás no te interesan. No compartes sus publicaciones, ni pierdes el  tiempo proporcionando un  “me gusta” o recomendando un contenido que no es tuyo.

Alegrarte por el éxito de los demás, es una idea que no te ocupa en lo más mínimo. Lo único que te permites es algunos tipos de publicaciones en las que estás “etiquetado” y citado (obviamente positivo).

Esfuérzate por apoyar a otros desinteresadamente, interactuar es la base para convivir en las redes sociales. ¡Cambia tu impacto!

 

2. Máscara y disfraz                                              

Te crees una estrella de rock o una eminencia, tus movimientos son exagerados, usas colores brillantes con cortes de cabello un tanto extraños, te sientes una divinidad,  nunca pierdes la pose.Estás convencido de que la apariencia externa es esencial para consolidar tu marca, arreglas al personaje en tu mente todo el tiempo. Para muchos es así, para otros sólo muestras una máscara de carnaval, no hay autenticidad.

 

 3. Síndrome de GPS

Mantienes  a tus seguidores actualizados a cada uno de tus movimientos (estrictamente con un mapa geográfico adjunto)  como programa de radio actualizando minuto a minuto las noticias o tal vez como un waze.Consigues ser percibido en movimiento, sobrecargado de compromisos con los que tienes que luchar, es un nuevo reto social. Pero, ¿Cuánto interés crees que tiene tu audiencia? Poco, casi nada, nada, ¡evítalo!

 

4. Síndrome del álbum (de la luna de miel). 

Cada evento en el que participas (como orador o como un simple espectador) se convierte en un pretexto para una multitud de publicaciones (en su mayoría fotográficas) que comienzan desde “casi todo listo”, ya  “estamos listos” hemos “desaparecido”, “estamos allí.”. Una historia completa de tu día a día donde, obviamente, el centro de cada disparo estás tú. Casi tan interesante como el álbum de fotos de la luna de miel de tu primo Juan. ¡Da un paso adelante!

 

5. Egoista, no importan los demás

¿Cuándo fue la  última vez que hiciste una  publicación  con un contenido valioso? ¿Cuánto tiempo llevas escribiendo algo realmente interesante? Por ahora solo públicas citas, auto citas, selfies, GIF´s y Memes que son inútiles, pero que satisfacen completamente tu dosis diaria  de compromiso mínimo. Alguien puede ser irónico o gracioso, pero siempre se debe tener claro el tono que vamos a utilizar en las redes para no ser percibidos como pesados o monótonos, para todo hay límites.¡Sal del túnel!

 

6.Sabelotodo con ceguera

Es la consecuencia lógica del punto 5. Si  notas que no tiene más temas interesantes, comienzas a hablar de cosas que no conoces.

Este convencido de que un estatus de “gurú de la industria” puede protegerte de cualquier crítica, hablas de temas que están totalmente fuera de tu enfoque. Esto generará distorsiones en la percepción que generas. Continúas  sin desanimarte, crees que es lo mejor, pero aunque nadie  te lo diga date cuenta que todos empiezan a dudar de tu credibilidad. ¡Ten cuidado!

7. Síndrome del influencer

En los perfiles de quienes hacen Ego Branding hay una figura que salta a los ojos con la misma velocidad que una mosca en una montaña de harina. Estoy hablando de la gran cantidad de seguidores / seguidores / seguidores / seguidores que mágicamente pasan de unos pocos cientos a tres dígitos en cuestión de días. Hay quien se centra en aumentar la autoestima de esta forma, al menos una vez en su vida, y seguramente también has buscado ser un ídolo por kilo. Lo negarás, siempre lo negarás, pero la falta de interacción, la procedencia geográfica exótica y la falta de participación de tus séptimos mil fanáticos siempre dirán  lo contrario. Incluso el placer se compra, y es una gran base de personas (no todas lo son) y eso te hace sentir satisfecho. La culpa es tuya.

8. Narcisismo digital. 

¡Mejoras tus publicaciones con el uso detestable de tu autoestima!, es la máxima expresión del narcisismo virtual. Públicas  una foto, un post, un artículo y el primer “Me gusta” es siempre el tuyo. Cuál es el punto ¿Alguna vez publicarías algo que no aprecias? Eres tan adicto a esta idea que cuando te miras en el espejo por la mañana, estás desconcertado al no encontrar el botón “Me gusta” en alguna parte. ¡Vuelve a ti!

9. El síndrome de Pinocho

Todos decimos algunas mentiras. Pero últimamente estás exagerando. Números hinchados, inventar triunfos, posteas lugares con reuniones aleatorias para citas de negocios. El síndrome de Pinocho ahora está dentro de ti. ¿Estás listo para inventar historias (el famoso ‘cuento’ pero el feo) detrás de correos imaginarios de clientes con solicitudes absurdas e improbables, útiles solo para subrayar tu profesionalismo y disponibilidad? Recuerda que el personal Branding es ante todo sinceridad. ¡Piensa en ello!

 

10. Inmunidad a las dificultades

Si no has sentido un mínimo de incomodidad al leer este artículo, si no te has sentido cuestionado una vez, significa que el virus Ego Branding ya está dentro de ti. Tomó el control total de tu marca personal. Pero no temas. Nunca es demasiado tarde para intentar una cura. Piensa en lo que realmente significa hacer marca personal. La mejora de la propia marca solo puede tener lugar en contextos colectivos. El individuo no puede exaltar su singularidad y utilidad, excepto en relación con los demás. ¡Buena recuperación!

BY : Marco Tomasone

Consultor en Personal Branding y Reputación Digital en Italia y España, fundador de Imaginarte – Crear para comunicar, speaker y blogger .Divulgo con entusiasmo el Principio de Personal Branding con el fin de liberar la marca que hay en ti, y hacer que seas la opción preferente en el mercado.

 

AUTHOR: Nancy Vázquez

Mi misión es apoyar a los emprendedores a encontrar la esencia de su marca, darle voz y transformarla en experiencias.

3 Comments

Leave a Comment

Your email address will not be published.