Síguenos en redes o envíanos un correo


INTEGRA.
Integra Personal Branding | Aspectos que condicionan la percepción de tu marca personal
349424
post-template-default,single,single-post,postid-349424,single-format-standard,eltd-cpt-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,moose-ver-1.4, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_menu_slide_with_content,width_370,fade_push_text_right,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Aspectos que condicionan la percepción de tu marca personal

Aspectos que condicionan la percepción de mi marca personal

La percepción de nuestra marca personal puede estar condicionada por diversos temas como la buena o mala gestión que podamos hacer de nuestros comportamientos, de nuestra forma de vestir o hablar, entre otras cosas. Cuando nos hacemos conscientes de estos temas podemos tratar de entender porque es que a veces nuestro mensaje no llega de forma adecuada e incluso se crean malentendidos a nuestro alrededor, saber como funciona nuestra mente nos ayudará a realizar una correcta gestión de la comunicación de nuestra marca personal.

Existe una tendencia entre los seres humanos a pensar solamente hasta donde creen que necesitan pensar, y no más. Cada uno de  nosotros nos sentamos sobre reservas de energía mental y de capacidad para procesar, sin deseos de utilizar mucho de cualquiera de ellas, a menos que realmente tengamos que hacerlo. Confiamos en procesos de pensamiento simples y eficientes para hacer el trabajo, no porque nos dé pereza, si no por la necesidad.

El pensamiento humano es complejo, está sujeto a la disyuntiva velocidad vs precisión.

Las suposiciones, siempre presentes en nuestro día a día, se presentan de muchas formas, estas guían lo que ve el perceptor, la forma en que esa información es interpretada y la manera en que es recordada: crean una parte integral de la percepción que él tiene de ti.

Prejuicio y el efecto primacía.

Cuando otras personas te observan, ellos ven lo que esperan ver, a esto se le denomina el prejuicio de la confirmación.

Si las personas tienen razones para creer que eres inteligente, encontrarán evidencia de tu inteligencia en tu comportamiento, ya sea que haya o no  tales evidencias.

Si las personas tienen razones para pensar que no eres honesto, van a interpretar la falta de contacto visual o un lenguaje  corporal extraño como evidencia de que eres tímido, distraído.

El prejuicio de la confirmación es moldeado por muchos factores. Los estereotipos acerca de los grupos a los cuales perteneces, tu aparente similitud con otras personas a quienes los perceptores conocen y la cultura( la tuya y la de ellos) se encuentra entre los más significativos. Y también, las experiencias propias que han tenido en el pasado contigo, si es que han tenido alguna, cumple un papel importante.

En cuanto a las suposiciones, sucede que,si has sido pesimista o impulsivo en el pasado, es razonable pensar que muy probablemente seguirás siéndolo en el futuro, y tu comportamiento se interpretará de acuerdo con ello.

“La experiencia contigo en el pasado me ayuda a tomar la decisión correcta” 

El problema, es que nuestras primeras impresiones de una persona puede tener mucho peso y puede hacernos equivocar cuando reflejan una impresión errónea de esa persona. Los psicólogos llaman a esto el efecto de la primacía: la información que obtenemos en el inicio de la observación de una persona influencia la forma en que interpretamos y recordamos la información posterior.

No es imposible cambiar estas impresiones iniciales pero es realmente difícil.

El efecto de primacía es la razón por la cual nuestros padres todavía nos tratan como si tuvieramos 12 años. Para ellos, todavía somos la persona que primero conocieron: ingenua, sin experiencia y un poquito sonsa.

El efecto de primacía es también responsable casi enteramente del hecho de que algunas veces nada de lo que hagamos puede estar mal a los ojos de ciertas personas, mientras que otras veces somos un desastre, hagamos lo que hagamos. Esta es una de las razones por la cual es difícil que la gente cambie sus opiniones acerca de sus amigos, pareja, colegas de trabajo o empleados.

No es que los perceptores sean tercos o estén cegados, simplemente no ven lo que tu ves puesto que las suposiciones que guían la percepción de ellos son muy diferentes  de las que guían la tuya.

Estereotipos

En casi todos los casos , las personas usan estereotipos acerca de los grupos a los cuales pertenecen para interpretar lo que dices o lo que haces.

La mayoría de las veces realmente no saben lo que están haciendo. Ni si quieran tienen que creer en un estereotipo para ser afectados por este.

El estereotipo es una manera de categorizar : es una acción que se hace de forma veloz y automática. La categorización nos permite identificar e interactuar con facilidad con nuevas cosas.

Los estereotipos son las creencias que tenemos acerca de las categorías de personas, y nosotros categorizamos a las personas de muchas formas: por género, por raza, por orientación sexual, por grupo étnico, por profesión y por clase socioeconómico. Algunas de las creencias asociadas con estas categorías son positivas o negativas.También tenemos creencias sobre categorías como resultado de otra clase de diferencias como los hobbies, intereses y habilidades o falta de ellas.

Incluso categorizamos a las personas de acuerdo con patrones en sus rasgos faciales, un tipo de rostro puede ser percibido inocente con respecto a otro y podemos creer que podemos confiar en ellos.

Tendemos a pensar en los estereotipos como algo inherentemente negativo, pero no necesariamente es así.

Los componentes de un estereotipo pueden tener implicaciones  tanto negativas como positivas sobre la manera en que somos percibidos por los demás. Y mientras más particular sea el grupo al que parecen pertenecer- mientras más encajes en las ideas que tienen las otras personas sobre cómo debe lucir un miembro de un grupo, cómo debe sonar y cómo debe actuar-, con  más contundencia te será aplicado el estereotipo a ti.

La realidad es que puedes usar los estereotipos a tu favor. Y en cierto nivel entendemos esto de forma intuitiva, cuando nos vestimos para el éxito o  cuando intentamos encajar. A veces es claro cuál es grupo al que se quiere pertenecer, y se aparenta ser parte de el, pero para bien o para mal es difícil establecer esta idea cuando no se es capaz de transmitir cualidades que no coexisten claramente en un único estereotipo.

El efecto halo

¿Crees que alguien que es físicamente atractivo tiene más probabilidades de ser inteligente, honesto,creativo o amable?

Existe una tendencia que permite asumir que alguien que posee otras cualidades positivas a partir de la presencia de una sola y poderosa cualidad positiva, se le da el  nombre de efecto halo.

El efecto halo ofrece otra razón por la cual  las primeras impresiones son tan importantes.

Si eres guapo o encantador, la gente asumirá que probablemente también eres una persona lista y confiable. Y en una especie de efecto halo inverso si eres poco atractivo o careces de encanto, la personas asumirán que también eres aburrido y deshonesto

El efecto del falso consenso

Existe otra suposición simple que inconscientemente usamos para que las cosas nos resulten más sencillas: otras personas piensan y sienten igual que como yo pienso y siento. Es difícil para otras personas saber lo que tu estas pensando o sintiendo. Tienen que buscar pistas en tus palabras y en tus acciones, considerandolas de forma cuidadosa y en tu contexto. Esta tendencia  a creer que los otros sienten de la misma forma en que lo hacemos nosotros se denomina el efecto del falso consenso.

También tenemos una tendencia a pensar que  nuestros malos hábitos y nuestros defectos son universales, pero en lo que se refiere a las virtudes , es muy diferente cada uno tiende a creer que tiene mejores valores, que son la excepción.

Nunca empiezas de cero con una persona, incluso cuando la encuentras por primera vez. El cerebro del perceptor empieza a llenar los vacíos de los detalles sobre ti: muchos de ellos incluso antes de que hayas pronunciado una palabra. Sabiendo esto, ya tienes una idea de lo que cabe esperar del otro y de lo que tal vez tengas que enfrentar. Y mientras más sepas por adelantado acerca de lo que le gusta o disgusta a tu perceptor, sus fortalezas y debilidades, más equipado estarás para anticipar las suposiciones que se proyectan sobre ti.

Beneficiate 

Ahora que tenemos todo este conocimiento, no hay por qué tomar todo esta información a la ligera. 

Puedes destacar deliberadamente los grupos a los que perteneces o sus buenas cualidades, y así beneficiarte de los estereotipos positivos y del efecto halo.

Puedes esmerarte para crear la mejor impresión posible desde el mismo comienzo, y usar el efecto de la primacía para obtener un aventaja máxima.

También puedes asegurarte de que tus opiniones y tus valores sean explícitamente conocidos.

Cuando has causado una mala impresión o cuando has cambiado en aspectos que deseas que la gente que te conoce se entere, es posible usar estrategias que lleven a otras personas a actualizar las opiniones que tienen sobre ti. 

Sea cual sea la manera que eliges para usar la información, es esencial comenzar por saber en qué posición probablemente te encuentras actualmente y partir de ahí para mejorar la percepción y la comunicación de tu marca personal.

AUTHOR: Nancy Vázquez

Mi misión es apoyar a los emprendedores a encontrar la esencia de su marca, darle voz y transformarla en experiencias.

2 Comments

Leave a Comment

Your email address will not be published.