fbpx

¿Qué es una lovemark?, y su relación con la marca personal.

Seguramente has escuchado hablar de lovemarks (y si aún no escuchas algo de esto te recomendamos el podcast: Branding), este término que acuñó Kevin Roberts, ex CEO de la Agencia Saatchi & Saatchi, y autor del libro “Lovemarks, el futuro más allá de las marcas.” En el que describe a estas como marcas que generan una conexión emocional, un vínculo afectivo, con los consumidores (personas), provocando una lealtad más allá de la razón.

Tener marcas con las que puedan vincularse, produce en las personas una satisfacción que trasciende al hecho mismo de adquirir un producto o servicio, cuando se logra esto no importará el precio, ni el conocimiento a fondo del producto o servicio en cuestión, ya que fielmente defenderemos a la marca, incluso por encima de la razón. Por ello a muchos no les importa esperar una noche antes al lanzamiento del nuevo iPhone, o comprar un café por $5 dólares en Starbucks que quizá está lejos de ser el café más rico para tu paladar.

Estas marcas ya no solo resuelven una necesidad o proveen un producto, sino que forman parte de nuestro día a día, y es muy difícil imaginarse la vida sin ellas. Para las empresas, la forma mejor forma de ser rentable a largo plazo es convertirse en una lovemark, ya que los “clientes” juegan un papel más importante, se convierten en un aliado estratégico. Incluso en los malos tiempos, este usuario seguirá vinculado a nuestro servicio o producto. Incluso pueden convertirse en embajadores que atraerán nuevos y más prospectos.

¿Y cómo esto se relaciona con la marca personal?


Pues bien, vivimos en una época en la que así como la marca es fundamental trabajarla desde estos conceptos como branding, marketing, lovemarks, lifestyle brands, también lo es la marca personal desde el CEO, queremos seguir a los líderes de nuestras marcas favoritas, y saber si ellos ven el mundo y lo viven de alguna manera similar a nosotros. Y juzgamos a aquellos que no comparten nuestras ideas, las redes sociales han dado el poder de “cancelar” o impulsar a marcas personales al grado de deidades (GOAT) a quienes tienen la aprobación masiva.

Esto quiere decir que existe este concepto de lovemarks dentro de la marca personal, ya que hay personas que provocan esta lealtad mas allá de la razón, generan emociones que otros no logran y hace que su audiencia los defienda hasta el cansancio. Es tal el poder de influencia que tienen que podemos ver casos como Jeff Bezos en Amazon, quien tuvo que renunciar a la dirección de su empresa para poder cumplir su sueño de viajar al espacio y que no cayeran las acciones de esta, o Elon Musk que con solo un tweet puede hacer que suban o se desplomen el precio de acciones o criptomonedas.
En el deporte existen lovemarks que hacen discutir a personas sobre quien es el mejor deportista de la historia en su disciplina, en la política existen personas que hacen que una nación se divida en opiniones.

¿Qué hacer para convertir mi marca en una lovemark?

Personalidad definida: A nadie le gusta ver en grises, siempre habrá personas que critiquen y juzguen, por lo tanto es fundamental definir la personalidad de la marca (en el caso de las empresas, ya que el 90% de ellas no tienen una personalidad definida), esto ayudará a que la audiencia se identifique más rápido y con mayor fuerza con la marca. Te invito a escuchar el episodio de personalidad de marca del podcast Branding, disponible en Spotify y Google Podcast.

Promesa de marca: Cumple lo que prometes, eso hará que los clientes sientan una conexión más fuerte, siempre queremos estar cerca de aquellos que sabemos que cumplirán con lo que dicen que harán, tu marca no es la excepción.

Compromiso social: Los valores generan un vínculo ligado a lo emocional, si no lo crees revisa lo que sucedió recientemente con Cristiano Ronaldo y Coca Cola, independientemente a si fue un tema de marcas o de salud, el expresar un compromiso social es clave para un vínculo, sin mentir, habla de aquello que te mueve y te hace humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *